lunes, 8 de septiembre de 2014

Los Caprichos de María

Me encanta el punto.

Aprendí a tejer de pequeña, al lado de mi madre, destrozándole un par de agujas de tan fuerte que las sujetaba quedaban retorcidas. Pero por las cosas de la vida abandoné esta actividad hace muchos años y hasta hace muy poquito no volví a retomarlo.

Tuve un acercamiento hace dos años pero realmente, no ha sido hasta este verano cuando he recuperado la afición puntera. Y la culpa la tiene en gran parte María, una amiga que, inexplicablemente, saca tiempo para tejer capotas, jerseys, rebecas, abrigos y todo tipo de prendas tejidas con aguja de dos puntos que son realmente preciosas.

Puedes ver sus trabajos y encargarle lo que quieras a través de su página de facebook . Ella consigue que un ovillo de lana se convierta en una capota camel o chocolate monísima:


O este conjunto de primera puesta que a mi personalmente me encanta:


Como digo, en su album de fotos podéis ver muchos de sus trabajos. Además los realiza con materiales de primera calidad y los envía con mucho mimo, y por otro lado todos sus trabajos artesanales están a precios muy razonables. Y al ser por encargo te aseguras además que lo que te llevas, es único.

Y viendo que se pueden hacer cosas tan lindas me he animado a coger las agujas de nuevo. Ya os iré enseñando lo que sale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres comentarme cualquier cosa ¡adelante!